Entradas

La importancia del detalle

La organización de cualquier acto o evento no es un trabajo sencillo, la elección del espacio, el programa del acto, la recepción de los invitados, la coordinación entre los distintos proveedores, invitaciones, regalos, hoteles, transporte, catering, presupuestos, producción audiovisual…., todo esto y mucho más forma parte de una larga lista de responsabilidades que hemos de tener en cuenta si queremos ofrecer un servicio de calidad a nuestros clientes en la organización de sus eventos.

Cuando empresas e instituciones organizan eventos, no sólo el contenido de los mismos afecta a su imagen, el éxito en la organización es fundamental para conseguir una buena percepción de la marca.

La diferencia entre un evento convencional y un evento memorable reside principalmente en el cuidado de los pequeños detalles, que en muchos casos no son percibidos de manera consciente o inmediata por parte de aquel que los disfruta, sin embargo, son estos detalles los encargados de ir creando en su mente un patrón de diferenciación favorable frente a otras experiencias ya vividas, lo que se traduce en una valoración altamente positiva y memorable del evento y de la marca.

Pero el cuidado del detalle no solo afecta al proyecto en su fase de exhibición, va mucho más allá y en la mayoría de los casos es el principal responsable de la buena relación cliente/proveedor, facilitando la comunicación y empatía entre ambos, consolidando sus relaciones profesionales y finalmente, fidelizando al cliente.

Música y eventos: un mundo de emociones

Son de sobra conocidos los múltiples beneficios que la música aporta a nuestras vidas, capaz de transformar nuestros estados de ánimo, la música esta presente en la mayoría de nuestros recuerdos, a los que con frecuencia asociamos una melodía determinada. Íntimamente ligada a las artes escénicas, la música es la máxima responsable a la hora de arrancarnos una sonrisa, provocar una lágrima o hacernos estremecer de pánico en nuestra butaca. Al igual que no concebimos una película sin su banda sonora, sin la cual no sería capaz de transmitir plenamente las emociones, no podemos plantearnos una reunión de empresa, una convención o el lanzamiento de un nuevo producto sin contar con un buen apoyo musical.

Científicos como la profesora Caroline van Niekerk de la universidad de Pretoria nos demuestra a través de su estudio “Improving Quality of Meetings” algunas de las propiedades de la música que hacen de esta, una herramienta fundamental en la producción de un evento. De igual manera, Lenn Millbower, training leader de Walt Disney y experto en integración de la música en todos los ámbitos de la comunicación, también nos habla de sus muchos beneficios: “la música establece un ambiente positivo, ayuda a la memorización y a la secuenciación, fomenta la creatividad, aumenta la cohesión, la participación y el trabajo en equipo, libera del estrés y genera empatía y buen humor.”

Hoy en día, no se concibe un evento por pequeño que este sea sin una cuidada selección musical para enfatizar, como si de una banda sonora se tratara, los momentos más importantes del mismo.

La utilización de la música en actividades de teambuilding, formación o de relación social están claramente valoradas en los departamentos creativos de cualquier agencia, así como otras propuestas relacionadas con el empleo de la música como vehículo para facilitar la comunicación, tales como la personalización de canciones de éxito a las que se les adapta la letra para transmitir de esta manera los principales mensajes e ideas que se quieran comunicar, la contratación de músicos para la amenización del evento o la realización de vídeos de carácter motivacional en los que la banda sonora juega un papel fundamental.

Watchout, tecnología espectacular para eventos

Crear pantallas de gran tamaño y adaptarlas a la arquitectura propia de cada localización y de cada producción audiovisual, integrando imagen 3D, grafismo 2D, audio y vídeo en alta definición. Todo esto es posible gracias a Watchout, un software de última generación que la empresa sueca Dataton pone en mano de los profesionales que nos dedicamos a la producción de eventos.

Watchout comenzó a comercializarse a finales de los años 90, coincidiendo con los grandes avances de la tecnología aplicados al sector audiovisual y más concretamente al desarrollo de los equipos de proyección, lo que supuso la transición de los proyectores de diapositivas a los proyectores de vídeo.

Desde entonces la evolución tanto del software como del hardware aplicado a la producción de eventos ha sido espectacular, disponiendo en la actualidad de equipos y programas que nos permiten trabajar en unas calidades de imagen inimaginables hace una década.

En la actualidad, Watchout está presente tanto en platós de televisión como en entornos museísticos, parques temáticos, juntas de accionistas o cualquier otro evento en el que se requiera una herramienta eficaz y estable, específicamente diseñada para ofrecer todo tipo de recursos técnicos y creativos a la hora de concebir un evento espectacular.

En Ingenio3 integramos dentro de nuestra estructura organizativa departamentos de producción audiovisual (creatividad, infografía, posproducción de vídeo, etc.) y de soporte técnico para eventos (tecnología y equipos audiovisuales), para tener un control total en cada proyecto y unos conocimientos sobre Watchout que nos permiten aprovechar al máximo está potente herramienta.

 

watchout

 

Items de portfolio